Préstamos para comprar casa: Elija la hipoteca adecuada

Es importante que usted conozca los tipos de préstamos que existen para comprar una casa, ya que cada uno tiene ventajas y desventajas dependiendo de las condiciones del mercado, sus planes a futuro y su situación financiera actual. Enseguida se describen los principales tipos de hipotecas que existen.

Hipoteca con tasa de interés fija

La hipoteca con tasa de interés fija (fixed-rate mortgage, en inglés) mantiene una misma tasa de interés durante todo el plazo del préstamo. Para la mayoría de las personas, en especial para nuevos compradores, esta es la mejor opción, ya que mantienen el mismo pago mensual y tasa de interés. Lo único que puede variar es el pago de impuestos.

Una ventaja importante de la hipoteca con tasa de interés fija es su estabilidad. Es decir, como la tasa de interés nunca varía, sus pagos mensuales tampoco varían, a pesar de los cambios en las condiciones del mercado.

Su principal desventaja es el costo, ya que suele ser mayor al de las hipotecas con tasa de interés ajustable. Si las tasas de interés en el mercado actual son demasiado elevadas, es probable que consiga un mejor precio por una hipoteca con tasa de interés ajustable.

De acuerdo al plazo del préstamo, existen varios tipos de hipoteca con tasa de interés fija:

  • Hipoteca con tasa de interés fija a pagar en 30 años – con este préstamo usted realiza el mismo pago mensual durante los 30 años de duración de la hipoteca. Si las condiciones actuales del mercado son buenas, este tipo de préstamo le permitirá conseguir una tasa de interés baja que se mantendrá idéntica por toda la duración del préstamo.
  • Hipoteca con tasa de interés fija a pagar en 20 años – con este préstamo usted realiza el mismo pago mensual durante los 20 años de duración de la hipoteca. Al tener un plazo más corto, usted podrá pagar su préstamo y aumentar el capital en la propiedad más pronto, así como pagar menos intereses. Recuerde que por tener un plazo menor, este tipo de hipoteca implicará pagos mensuales mayores a los de la hipoteca de 30 años.
  • Hipoteca con tasa de interés fija a pagar en 15 años – con este préstamo usted realiza el mismo pago mensual durante los 15 años de duración de la hipoteca. Este es el tipo de préstamo que le permitirá aumentar el valor del capital en la propiedad más rápido que los préstamos de 20 y 30 años, así como pagar menos intereses. Esto significa que, a la larga, usted ahorrará más dinero. Si su presupuesto le permite cumplir con los elevados pagos mensuales y usted desea pagar su préstamo lo antes posible, esta es la mejor opción. Esto resulta útil si, por ejemplo, usted planea retirarse en el futuro próximo.

Hipoteca con tasa de interés ajustable

La hipoteca con tasa de interés ajustable (adjustable-rate mortgage o ARM, por sus siglas en inglés) es aquélla en la que la tasa de interés cambia durante el plazo del préstamo. El cambio en la tasa de interés se calcula con base en diversos índices financieros, lo que causa variaciones en el costo de fondos para los prestamistas. El plazo de la amortización de este tipo de hipotecas es siempre de 30 años.

Características de las hipotecas con tasa de interés ajustable:

  • Suelen tener una tasa de interés inicial más baja que las hipotecas con tasa de interés fija
  • Suelen iniciar con un pago mensual más bajo
  • Las tasas de interés pueden ser ajustadas (aumentar o disminuir) dentro de ciertos períodos de tiempo predeterminados
  • El pago mensual podría aumentar o disminuir de acuerdo a esta fluctuación en la tasa de interés

Este tipo de hipoteca suele ser más barato que las de tasa de interés fija, así que le permiten tener mayor poder de compra y menores pagos mensuales al inicio. Si la tasa de interés disminuye, gozará de pagos mensuales menores.

Las personas que más se benefician de una hipoteca con tasa de interés ajustable son aquéllas que planean mudarse en el futuro (por razones de trabajo o por compromisos militares, por ejemplo), o nuevos compradores que piensan permanecer en la propiedad alrededor de 3 a 5 años únicamente. Recuerde que, en promedio, la mayoría de las personas se mudan o consiguen refinanciamiento durante los primeros 7 años.

Si las tasas de interés aumentan, sus pagos mensuales serán mayores. Tome en cuenta que este tipo de hipoteca es más apropiado para personas que no planean vivir en su propiedad por mucho tiempo. Si usted cuenta con un ingreso fijo y busca comprar una casa para vivir en ella indefinidamente, es posible que la hipoteca con tasa de interés variable (en especial las de corto plazo) no sea su mejor opción.

Existen varias opciones para este tipo de hipoteca:

  • Hipoteca con tasa de interés ajustable 10/1 – tiene una tasa de interés inicial fija durante los primeros 10 años del préstamo. Después de los primeros 10 años, la tasa se ajusta anualmente por el resto del plazo del préstamo. La amortización del préstamo es de 30 años.
  • Hipoteca con tasa de interés ajustable 7/1 – tiene una tasa de interés inicial fija durante los primeros 7 años del préstamo, después de los cuales, la tasa se reajusta anualmente por el resto del plazo del préstamo.
  • Hipoteca con tasa de interés ajustable 5/1 – tiene una tasa de interés inicial fija durante los primeros 5 años, después de los cuales se reajusta anualmente por el resto del plazo del préstamo.
  • Hipoteca con tasa de interés ajustable 3/1 – tiene una tasa de interés inicial fija durante los primeros 3 años, después de los cuales se reajusta anualmente por el resto del plazo del préstamo.

Préstamo para construcción nueva

Si usted trabaja con un constructor en una subdivisión o desarrollo de vivienda, quizás pueda obtener una hipoteca normal. Sin embargo, si usted emplea a contratistas, electricistas, plomeros y pintores, es posible que necesite obtener un préstamo para construcción nueva, (new construction loan, en inglés) que le permite pagar a los subcontratistas conforme avanza la construcción.

Préstamo asumible

Los préstamos asumibles (assumable loan, en inglés) permiten transferir el préstamo de un prestatario a otro, sin tener que cambiar los términos del préstamo. Aunque aún existe este tipo de préstamos, no son muy comunes o populares (para los compradores de casa) cuando existe un mercado con tasas de interés bajas. Además, hoy en día la mayoría de los préstamos asumibles son hipotecas con tasa de interés ajustable.

Para saber si un préstamo es asumible, refiérase a los documentos de acuerdo del préstamo para saber si otra persona puede asumir su préstamo, o pídale a su asesor legal que revise los documentos del préstamo. También hable con su prestamista sobre los requisitos específicos de acuerdo al valor de su casa.

Para mayores detalles y consejos sobre hipotecas recuerde que puede contactar a un agente de CENTURY 21 que hable su idioma y que responderá todas sus dudas en español.

Con la mano amiga del Sistema de CENTURY 21, el hogar de sus sueños está más cerca que nunca. ¡Busque la casa perfecta para usted y su familia hoy mismo!