Tal cual

Tal cual
El arrendatario o comprador acepta la propiedad en su estado actual, y se entiende que no existe ninguna obligación por parte del propietario de hacer mejora alguna.