Renuncia a subrogación (en un contrato de alquiler)

Renuncia a subrogación (en un contrato de alquiler)
Protege a cada parte de cualquier demanda por daños y perjuicios iniciada en su contra por terceros con una pretensión contra la otra parte.