Impuesto por alojamiento

Impuesto por alojamiento
Impuesto cobrado por el gobierno de la ciudad, también denominado impuesto de tránsito. Las personas que se alojan en un motel por más de 30 días, empleados del estado y algunos empleados del municipio y la ciudad quedan exonerados de este impuesto. Este impuesto se paga trimestralmente y es un buen control sobre los ingresos brutos declarados. Tenga presente las excepciones. Los totales de impuestos por alojamiento no siempre coinciden con los ingresos brutos; sin embargo, deberían aproximarse. Los propietarios deben autorizar que usted revise los registros de este impuesto antes de que un empleado se los muestre.