Consejos para establecerse: Descubra sorpresas emocionantes en su nueva casa y comunidad

Después de que su familia termine la pesada tarea de empacar, viene la parte divertida de una mudanza familiar. Ahora es cuando comienza la aventura para sus hijos a medida que descubren toda clase de maravillosas sorpresas en su nueva casa y comunidad. Sin duda, su agente de CENTURY 21 conoce los detalles de la nueva casa y la comunidad a la que se está mudando, así que no olvide contactarlo para platicar acerca de su transición al nuevo lugar.

A continuación le ofrecemos algunos consejos para ayudar a su familia a establecerse en su nueva casa, asegurar que sus hijos hagan nuevos amigos y otras formas de garantizar un final feliz para su mudanza:

1. Dígale adiós a la antigua casa y a la comunidad de una forma positiva

Los rituales de partida ayudarán a despedirse de la antigua casa y de lo que significó para la familia. Además, los niños tendrán menos dificultades para establecerse en la nueva casa y la nueva comunidad. Algunas ideas que puede poner en práctica:

  • Algunos días antes de la mudanza organice una reunión informal con amigos cercanos y vecinos para decir adiós
  • Salga con su familia a visitar una vez más los restaurantes favoritos y otros lugares especiales antes de la mudanza
  • Cuando la casa o el apartamento esté vacío, haga un “paseo a través de los recuerdos”, recorriendo todas las habitaciones con sus hijos. Piensen en las celebraciones de cumpleaños en el comedor, en los días de fiesta en la sala de estar y en la llegada del bebé a casa –todos esos recuerdos imborrables que comparte la familia.

2. Organice una ceremonia de bienvenida en su nueva casa

Algunas formas en las que puede celebrar su llegada a la nueva casa es sembrando un árbol o un arbusto en el jardín junto con toda la familia como símbolo del inicio en un nuevo hogar. También pueden reunirse para colgar una fotografía familiar o encontrar un lugar para colocar un objeto especial para la familia (un columpio o un comedor de pájaros en el jardín, por ejemplo).

3. Restablezca de inmediato las rutinas familiares, como los horarios para dormir o comer

Una vez que la mudanza está hecha trate de regresar al horario normal de las actividades familiares. Esto ayuda a los niños pequeños que requieren mayor disciplina en sus actividades. Además representa un mensaje importante para todos de que siguen siendo la misma familia, pero en un nuevo ambiente. Las viejas reglas, las rutinas y los rituales aún siguen siendo válidos.

4. Asigne prioridades durante el proceso de desempacar

Empacar fue un proceso que duró varios días, así que no trate de desempacar en un solo día. Su primera prioridad es organizar las habitaciones de los niños para que estén cómodos. Considere la cocina, los baños, la sala de estar y otras habitaciones que se usan mucho entre los primeros de la lista. Al iniciar, no se obsesione con los detalles, como colgar los cuadros y otras decoraciones.

5. Ayude a sus hijos a sentirse cómodos en sus habitaciones

Algunos niños tienen problemas para dormir en una habitación nueva ya que no es un lugar conocido para ellos. Dedique el tiempo necesario para hablar de las diferencias y semejanzas entre esta habitación y la anterior. Preste especial atención a las pertenencias que estaban en la antigua habitación para aumentar la sensación de familiaridad. Ayude a su hijo a descubrir las cosas buenas de su nueva habitación.

6. Familiarícese con la nueva comunidad

Esto es importante para su comodidad y seguridad. Es necesario que sus hijos sepan lo antes posible qué lugares pueden visitar y cuáles no. Caminar juntos es la mejor manera de conocer la comunidad. Haga preguntas, visite los parques y negocios, hable con los vecinos y descubra las emocionantes sorpresas que les esperan en la nueva comunidad.

7. Ayude a que sus mascotas se adapten

Sus hijos se sentirán mejor cuando vean que su amigo de cuatro patas está bien. Los gatos se acostumbran mejor cuando se confinan a una habitación de la nueva casa. Déles la oportunidad de explorar más pero no los obligue. A medida que se sientan más confiados ampliarán su territorio. Mantenga a los perros con la correa hasta que conozcan la comunidad. Como regla general, al principio no deje a los gatos y perros salir solos ¡La peor manera de conocer a los vecinos es durante una búsqueda puerta a puerta de Firulais o de Peluza!

8. Haga nuevos amigos y asegúrese de conservar sus antiguas amistades

Para hacer nuevos amigos:

  • Póngase de acuerdo con los colegas de la oficina o las nuevas familias que conozca para programar fechas en las que los niños pequeños puedan reunirse para jugar y conocerse
  • Encuentre actividades en las que puedan participar los niños en edad escolar: equipos deportivos, clubes, clases y lecciones
  • Toma la iniciativa de conocer a los vecinos. Los primeros nuevos amigos de sus hijos puede ser que vivan en la casa de junto.
Para conservar viejos amigos:
  • Asegúrese de llevar consigo los números telefónicos y direcciones de sus amigos y vecinos de la vieja comunidad
  • Las tarjetas de teléfono prepagadas pueden ayudar a conservar viejos amigos sin perjudicar el presupuesto familiar
  • Haga planes para una próxima visita a su anterior comunidad

Llegar a una nueva comunidad y establecerse en una nueva casa es uno de los pasos más difíciles de la mudanza. Contacte a un agente de CENTURY 21 en español y platique sobre las recomendaciones para ayudar a su familia a sentirse cómodos durante este importante cambio.